Información General
Efecto Milei

Crisis Yerbatera en Misiones: crece la preocupación por la desregulación y competencia desleal

Los productores de toda la provincia se reunieron en Andresito para fijar una postura común.

La desregulación del mercado yerbatero y la quita de facultades al Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), impuestas por un DNU de Javier Milei han sumido en una crisis a miles de familias yerbateras de Misiones, por lo que los productores de toda la provincia se reunieron en Andresito para fijar una postura común ante los gobiernos provincial y nacional.

Desde la implementación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), la falta de un precio mínimo de referencia para la materia prima y el descontrol sobre las importaciones han precipitado una fuerte y acelerada pérdida de rentabilidad de la hoja verde.

Actualmente, la libre importación permite que grandes cantidades de yerba de menor calidad ingresen desde Brasil y Paraguay, dejando la producción local sin mercado. Además, la industria paga a los productores con cheques a plazos cada vez más extensos, llegando hoy a los 120 días.

Los productores de Misiones intentan frenar la monumental pérdida que enfrentan. En marzo, el kilo de hoja verde puesto en secadero se pagaba a 370 pesos, mientras que hoy ronda los 315 pesos, dependiendo de la zona. Lejos quedó el reclamo apoyado por el gobernador, Hugo Passalacqua que exigía un precio de 505 pesos por kilo.

Bajo ese escenario, ayer lunes, los productores de toda la provincia se reunieron en Andresito para fijar una postura común ante los gobiernos provincial y nacional. Aunque hubo desacuerdos, coincidieron en los puntos fundamentales.

Al respecto, Waldemar Schwider, productor de San Pedro, expresó la preocupación principal: la necesidad de frenar la importación de yerba de países limítrofes, que provoca el llenado de stock en los molinos y la negativa a comprar yerba local. Schwider enfatizó la importancia de insistir, junto con los legisladores, en la derogación del DNU para mantener la venta de la yerba misionera.

Un punto de acuerdo fue la designación de un presidente para el INYM, actualmente dirigido interinamente por Nelson Dalcolmo. Los productores creen que con un presidente designado, podrán cambiar los directores del INYM y solicitar a la Nación que vuelva a fijar precios y controle la importación de yerba, especialmente de Paraguay.

Puntos de inflexión

Uno de los temas más controvertidos fue la propuesta de detener la cosecha como medida de protesta por la caída de precios y los pagos diferidos. Schwider, sin embargo, se opuso a detener la cosecha, argumentando la necesidad de seguir produciendo y negociando con los secaderos para mantener los precios sin reducirlos. Propuso negociar mejores condiciones de pago y mantener la producción para no perjudicar a los trabajadores y la economía local.

Hubo una minoría que propuso movilizarse y cortar rutas para visibilizar el reclamo, pero Schwider sugirió una forma de protesta menos confrontativa: no entregar yerba a los secaderos que no paguen el precio fijado. Criticó la práctica de los secaderos de extender plazos de pago y bajar los precios.

Con respecto a los próximos pasos, según trascendió, las asambleas de productores continuarán en los próximos días con reuniones previstas en la zona centro, posiblemente en Dos de Mayo o Aristóbulo del Valle, y finalmente en Apóstoles o San José, en el sur de Misiones. Los productores seguirán buscando soluciones y acciones conjuntas para enfrentar la crisis.

Lectores: 150

Envianos tu comentario