Economía y Empresas
Incertidumbre

El aumento del dólar golpea fuerte a los pequeños comerciantes de Puerto Iguazú

La diferencia cambiaría propone un mercado más atractivo para los brasileños y paraguayos, pero la situación está perjudicando a los emprendedores y negocios minoristas de la ciudad.

La incertidumbre de no poder reponer los productos en las góndolas y la imposibilidad de prever qué pasará con los precios mañana golpea fuertemente a los pequeños comerciantes y emprendedores de Puerto Iguazú.

Si bien la diferencia cambiaría propone un mercado más atractivo para los brasileños y paraguayos, la situación es diferente para los pequeños comercios de la ciudad de las Cataratas.

El aumento del dólar paralelo está causando que muchos proveedores no estén comercializando al por mayor. Los negocios minoristas sufren ante la incertidumbre de vender y no poder reponer los productos en las góndolas.

Tiendas de ropa han tomado la decisión de cerrar por unos días para tener un panorama más claro de la situación.

Los comerciantes de rubros como el de comestibles, están aplicando aumentos de al menos el 10 por ciento a los productos y están reponiendo las góndolas con la menor cantidad para mantener el stock y amortiguar los aumentos. Además, muchos han decidido no trabajar con tarjetas de crédito y aumentar el monto mínimo de la venta con tarjetas de débito.

Aunque la diferencia cambiaria favorece al comercio fronterizo, la reposición de productos se hace imposible. Todos los rubros se ven impactados, y los proveedores de servicios para fiestas como decoración, servicio de fotografía, luces y sonidos, entre otros, han publicado en las redes sociales que todos los presupuestos que no fueron señados en tiempo y forma sufrirán un aumento.

Los locales de venta de indumentaria cierran sus puertas por algunos días u optan por suspender las ventas a crédito, debido a que han recibido mensajes de sus proveedores indicando que los precios han aumentado y solamente trabajan con envíos con transferencias al día.

La incertidumbre diaria está golpeando a los comerciantes, y muchos están desesperados por la falta de listas de precios y por no saber si podrán reponer lo que vendieron. Algunos locales, especialmente los gastronómicos ubicados en la zona de la Feirinha, están optando por vender sus productos en reales a 86 pesos por unidad de la moneda extranjera, lo que atrae a los brasileños a la zona.

Lectores: 212

Envianos tu comentario