Panorama Político de Misiones
Sabor a gloria

La contundente victoria oficialista recrudeció la interna en el kirchnerismo

El conductor del Frente Renovador de la Concordia, Carlos Rovira, junto al gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, disfrutando la victoria conseguida en las urnas. (Dibujo: NOVA)

El Frente Renovador, que gobierna Misiones desde hace casi 20 años, logró una contundente victoria en las elecciones legislativas del domingo último. El oficialismo obtuvo el 46 por ciento, mientras que Juntos por el Cambio consiguió un 27 por ciento.

Sin embargo, el principal derrotado de los comicios fue el kirchnerista Frente Encuentro Popular Agrario y Social para la Victoria, que alcanzó un magro 14 por ciento a pesar de contar con el respaldo del Instituto Patria.

La dura derrota recrudeció aún más la interna dentro de la alianza ya que el Partido Agrario y Social, el principal aliado de La Cámpora en Misiones, ponía en juego tres bancas y solo recuperó una.

Las tensiones ya venían en alza desde antes del cierre de candidatos ya que los “K” puros, comandados por la diputada Cristina Brítez, armaron “a dedo” la lista quedándose con el primer y tercer lugar, lo que relegó a lugares poco favorables a las otras fuerzas del espacio.

Dentro del Partido Agrario creció la bronca contra el legislador nacional Héctor “Cacho” Bárbaro, quien acordó –o “se dejó imponer”- una boleta con Brítez que dejaba muy mal ubicados a los diputados propios que buscaban la reelección. La bronca también está puesta en el fracaso de la estrategia kirchnerista electoral, ya que solo se consiguieron tres bancas a pesar de contar con los recursos para una mejor campaña.

De las 20 bancas que estaban en juego, el Frente Renovador ganó 11 mientras que Juntos por el Cambio logró 6. De esta manera la composición de la legislatura misionera no sufrió mayores modificaciones, pero la contundente victoria oficialista dejó muchas inquietudes dentro de la oposición que supo tener mejores resultados en las elecciones de medio término.

El tercer lugar del kirchnerismo complica seriamente las aspiraciones para 2023 de Brítez, que ahora tendrá que apostar a que el Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner no siga cayendo en imagen.

El kirchnerismo se encuentra en la misma encrucijada que atravesó el armado misionero de Cambiemos durante la presidencia de Mauricio Macri. Los dos primeros años de mandato del ex presidente ayudaron a que Cambiemos logrará un fuerte avance legislativo en Misiones, pero la debacle de la imagen macrista se llevó puesto al armado opositor en 2019.

Por eso el kirchnerismo provincial ahora depende de un repunte en la imagen del Gobierno Nacional, algo que de momento parece complicado.

Los resultados llevaron tranquilidad al oficialismo misionero. La decisión de adelantar las elecciones en pleno pico de contagios fue muy criticada pero el electorado volvió a acompañar a la Renovación.

El Gobierno ahora apuesta a avanzar con la vacunación por el Covid-19. Saben que un posible colapso sanitario podría ser la única carta de la oposición para las próximas elecciones de diputados nacionales.

Lectores: 81

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: