Economía y Empresas
Tensión

Multas a empresas de transporte de media distancia generan preocupación en el sector

En un operativo realizado por la Secretaría de Transporte, se han impuesto multas a diversas compañías de transporte de pasajeros de líneas interurbanas, por incumplir las regulaciones relacionadas con la antigüedad de sus unidades.

El pasado lunes, la Secretaría de Transporte de Misiones ha iniciado una serie de multas a las empresas de transporte de media distancia en la provincia, lo cual ha generado reacciones encontradas en la industria.

Mientras algunos aplauden esta medida como un intento de abordar las precarias condiciones en las que viajan muchos pasajeros, otros temen que esta acción económica tenga consecuencias negativas para las empresas de autobuses que ya están luchando por mantener una flota.

Juan Manuel Fouce, gerente de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (CAEMTAP), expresó su preocupación ante los medios misioneros, por la situación financiera delicada en la que se encuentran muchas empresas de autobuses y la dificultad para obtener créditos en el actual contexto económico del país.

Además, se destaca que la provincia de Misiones enfrenta una particularidad debido a las tarifas bajas que se aplican en la región.

Fouce también agregó los desafíos que enfrentan las empresas de autobuses para renovar sus flotas, los cuales se han vuelto cada vez más difíciles debido a la falta de subsidios y al congelamiento de las tarifas. Argumentó que sin un esquema de intereses subsidiados, las empresas no pueden permitirse adquirir autobuses nuevos o de segunda mano.

El gerente de CAEMTAP planteó que la imposición de multas solo agravará la situación de las empresas de autobuses. En su lugar, indicó que la implementación de un esquema que incluye intereses subsidiados y la posibilidad de adquirir unidades usadas, con una antigüedad de 5 o 6 años, podría ser una alternativa para evitar interrupciones o suspensiones de las líneas de colectivo existentes.

Además, Fouce criticó la obligación de proporcionar numerosos viajes gratuitos o con descuentos a diversos grupos, como personas con discapacidad, jubilados, pacientes oncológicos, estudiantes y personal penitenciario. Según sus declaraciones, estos gastos recaen en las empresas hasta que el Estado pueda compensarlos adecuadamente.

Por último, expresó su frustración ante la situación y expresó empatía hacia las empresas de autobuses, las cuales ofrecen servicios a pesar de las dificultades que enfrentan al pagar salarios a sus empleados y cubrir los costos operativos mes a mes.

Fouce solicitó un mayor apoyo por parte del Estado, ya que las multas podrían llevar a las empresas de Misiones al borde de la quiebra.

Lectores: 213

Envianos tu comentario