Posadas
Crece la disputa

Posadas: hogar de niñas denunció que un instituto cristiano se conectó ilegalmente a su red de agua

Desde abril, la Asociación Hogar de Niñas Isabel Llamosas de Alvarenga ha iniciado un juicio de desalojo contra el ICRA, debido a la negativa de la institución cristiana a negociar un nuevo contrato de alquiler.

La disputa entre la Asociación Hogar de Niñas Isabel Llamosas de Alvarenga de Posadas y el Instituto Cristiano República Argentina (ICRA) ha alcanzado un punto crítico. El conflicto, originado por la falta de pago del alquiler del inmueble, ha escalado en los últimos días debido a un incidente inesperado y controversial.

El presidente de la Asociación, Alejandro Horacio Miravet, denunció en su perfil de Facebook que el ICRA se conectó de manera clandestina a la red de agua de la residencia. "La Fundación Siembra/ICRA no quiere estar a derecho, cosa que sí exige, lógicamente, a los padres con el pago de cuotas, etc.", escribió Miravet.

El problema surgió cuando los administradores de Siembra decidieron dejar de pagar la cuenta del agua debido a su elevado costo, sin notificar a la Asociación Civil Isabel Llamosas de Alvarenga, propietaria del medidor. SAMSA, la empresa proveedora del servicio, cortó el suministro después de un tiempo prolongado sin pago. En respuesta, la Fundación Siembra se conectó de forma ilegal a la red de agua del Hogar de Niñas.

"Lo grave del asunto es que hicieron la operación en medio de la noche, subiendo a los techos del Hogar y realizando conexiones clandestinas", relató Miravet, detallando que el incidente tuvo lugar entre las 21:00 y las 23:30 del martes 2 de julio de 2024. La celadora nocturna, preocupada por la seguridad de las niñas, llamó al 911. Aunque una patrulla llegó al lugar, los trabajos ilegales continuaron después de que los oficiales se retiraron.

Miravet se presentó en el lugar y confrontó a una persona que no quiso identificarse. Esta persona le sugirió, de manera cínica, que pagara la cuenta de SAMSA y lo amenazó gestualmente. Tras una segunda llamada a la Policía, los individuos abandonaron rápidamente el lugar.

La Asociación Hogar de Niñas Isabel Llamosas de Alvarenga administra una residencia infantil que alberga a unas veinte niñas de familias en situación de pobreza. La institución se financia con un subsidio y la renta de locales propios, incluidos dos alquilados a la Fundación Siembra, administradora del ICRA.

Desde abril, la Asociación ha iniciado un juicio de desalojo contra el ICRA, debido a la negativa de la institución cristiana a negociar un nuevo contrato de alquiler. A pesar de varias citaciones, los responsables del ICRA no se presentaron para discutir el contrato, que vencía con una cláusula de no renovación.

Miravet concluyó su denuncia afirmando que la Asociación seguirá luchando por la justicia y el respeto a las normas de convivencia y ética comercial. "Desde el Hogar de Niñas Isabel Llamosas de Alvarenga seguiremos hasta las últimas consecuencias para lograr Justicia ante nuestra demanda", declaró, reiterando su compromiso con el bienestar de las niñas a su cargo.

Lectores: 162

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: