Interior
Situación crítica

Yerba brava: yerbateros paralizarán la zafra desde diciembre en San Pedro

En asamblea, los productores establecieron una agenda de movilización en reclamo por la crisis del sector.

En asamblea, los productores establecieron una agenda de movilización en reclamo por la crisis del sector. La importación de hoja verde es uno de los factores clave.

Productores de yerba mate de San Pedro, cansados, indignados y molestos, se reunieron pasadas las 16.30 del último viernes, en el predio de la Casa de la Familia Yerbatera, con el objetivo de definir en asamblea las medidas a tomar en lo que respecta el valor por kilo de hoja verde, que de seguir en baja llevará al quiebre del sector. En asamblea los productores decidieron culminar con los dos meses de cosecha y organizar una gran movilización a fin de paralizar de manera total el sector desde diciembre.

Los productores formaron un equipo de trabajo días previos, encargado de gestionar y llevar los diferentes reclamos ante funcionarios y autoridades competentes. El malestar devino ante la falta de respuestas luego de notas y reuniones que mantuvieron con funcionarios del gobierno provincial y nacional, a quienes solicitaron la urgente necesidad de que vuelva a funcionar el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) y se designe un presidente, que ellos -los colonos- consideren representativo del sector.

Con la degradación del Inym y la importación de yerba mate desde países vecinos, como Brasil y Paraguay, el valor por kilo de hoja verde se desplomó, muy por debajo a aquellos 505 pesos que en su momento solicitaron como justo los productores. A la fecha se pagan 100 pesos condicional por kilo. Teniendo en cuenta la realidad de cada productor, en la que algunos llevan cosechado gran parte de la yerba, otros no iniciaron y otra parte ya casi cosechó la totalidad, decidieron concluir la zafra y arrancar con fuertes medidas desde diciembre.

La reunión fue encabezada por los productores que forman parte del equipo de trabajo quienes manifestaron a los presentes las distintas etapas previas recorridas en busca de respuestas y acompañamiento a uno de los sectores más importantes, del municipio y a nivel provincial.

Luego fueron varias las opiniones de los productores, que indicaron que en muchos casos no le queda de otra que entregar la hoja verde pese al bajo precio porque dependen de ese ingreso para subsistir con sus familias. Entre las propuestas -considerando la iniciativa nacional de eliminar el Inym- manifestaron cómo positiva la idea de crear un Instituto Provincial de la Yerba Mate y que se destine gran parte de lo recadado con las estampillas para el productor.

En ese sentido, el productor Eduardo Aberle, reiteró que la solución a la problemática del sector responde a una decisión política para que el valor recaudado con las estampillas sea destinado como un fondo para el productor.

"Por lo menos esa recaudación está en unos 5 mil millones de pesos, tiene que haber una decisión política para que un gran porcentaje de esa recaudación tiene que destinarse a la construcción de secaderos, para que teniendo buenos secaderos y depósitos, no estemos obligados a regalar nuestro producto a las grandes empresas", dijo.

"Me parece que la solución de fondo no pasa por el tractorazo, que no digo que este mal hacerlo, tenemos que trabajar para que políticamente no estemos tan indefensos nosotros los productores primarios a la hora de la cosecha", concluyó el productor.

Paralización

De esta manera fueron varios los yerbateros que hicieron uso de la palabra planteando la dura realidad por la que atraviesan y llamando a la unidad de las familias yerbateras.

"Tenemos que movilizarnos, es imposible, no hay forma de seguir así. Es momento de que despertemos, que luchemos por nuestros derechos, vecinos basta, tenemos que ir, acompañar", fue una de las opiniones que en varias oportunidades se reiteró.

Finalmente, fue la productora Nancy Cubas -que hace 22 años comenzó a trabajar con la yerba- quien manifestó la situación de las familias; opinión que fue tomada como referencia para la decisión que tomaron finalmente. "Hay mucha gente que no cosechó, si paramos ahora les será muy difícil subsistir, mi opinión es que vendamos la yerba como está, pese al bajo precio, cuidemos ese pesito y que no se arranque la cosecha en diciembre, que nos pongamos a la puerta de los secaderos, que no se mueva nada relacionado a la yerba", enfatizó.

Y continuó: "Si no hay buen precio no hay hoja verde, que el colono sepa de esta medida y se prepare, quizás como en los años 90, el colono si se pone las pilas, hambre no va pasar. Si el año que viene no pagamos nuestros impuestos, los gobernantes tendrán que darnos una respuesta", señaló a lo que la gran mayoría mostró conformidad con aplausos.

Luego, y ya bajo lluvia, los productores, decidieron no parar la cosecha en lo que resta de zafra y prepararse para una fuerte movilización con paralización total del sector desde diciembre.

"Resolvimos terminar de la forma que sea estos dos meses de zafra que quedan, regalando, no estamos nada conformes pero el año que viene no iniciamos la cosecha mientras no tengamos papeles firmados y un precio justo. Se paralizará todo, no habrá circulación de ningún tipo de yerba mate", aseguró el productor Ariel Steffen.

El problema del precio de la hoja verde afecta de manera negativa al sector económico y productivo de San Pedro o, ya que el productor apenas saca para los costos de producción, sin poder invertir en insumos para los demás cultivos o actividades con las que diversifican las chacras, como la ganadería, horticultura, entre otras. A su vez, es notable el impacto negativo en los demás rubros comerciales, que presentaban un incremento positivo en las ventas con el inicio de la cosecha, lo que este año no ocurrió.

"Nos tienen olvidados a los productores, agotamos todas las instancias, no tenemos respuestas, nos quedamos sin el Instituto. Hoy recibimos 100 pesos por kilo de hoja verde condicional, es un desastre la situación, es un abuso de autoridad hacía el productor que abura con su familia para sacar al país adelante", sostuvo Steffen.

En cuanto a la falta de respuestas manifestó que "al gobierno le interesa un precio bajo para el electorado que pensar en las 12 mil familias productoras y las 13 mil tareferos. Cuando estaba 260 pesos el kilo de hoja verde, en góndola tendría que estar 1.600 pesos, hoy sabemos que el kilo de yerba mate está más de 4 o 5 mil pesos, entonces a nosotros nos están estafando. Tienen todas las herramientas para estafar al productor".

Lectores: 92

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: