Interior
Los acusan de perseguir a la víctima

San Pedro: denuncian "atropello" de la policía en Pozo Azul

Se trata de la familia de un joven involucrado en una gresca con efectivos de seguridad a la salida de un evento escolar.

El pasado domingo se desató una gresca que involucró a varios vecinos y a la Policía de Misiones durante una fiesta en una escuela agrotécnica de Pozo Azul. Según el parte policial se trataba de un joven alcoholizado que se resistió al arresto, sin embargo, la familia del sindicado desmintió las acusaciones.

La familia del muchacho de 28 años asegura que el joven no estaba borracho, ni cometiendo ningún delito, por lo que señalan que hubo un atropello por parte del personal policial. Por el hecho realizaron una denuncia penal ante la Fiscalía número 1 de San Pedro.

"No es la primera vez que nuestra familia padece este tipo de atropello” indicó Santino González, padre del muchacho involucrado. “Mi hijo no es un delincuente para recibir el trato que recibió y por el cual reaccionó. No había ningún motivo para que lo quieran detener. Muchos vecinos lo defendían porque vieron que la policía estaba actuando mal" expresó.

Y continúo "los mismos policías dijeron que el corriera, él no está prófugo. No tenían ningún pedido de detención. Mi hijo también sufrió lesiones, le esposaron y casi le estaban ahorcando, por eso la gente reaccionó en contra".

A las palabras del padre se le sumó un vecino, que estuvo durante la gresca: "El muchacho estaba con unos amigos en la fiesta y llegaron policías de Pozo Azul y de San Pedro, eran unos 15 efectivos, y fueron para detenerle sin tener motivos, le esposaron y le lastimaron, él es un muchacho humilde y conocido, varias personas quisieron impedir el maltrato porque no hace falta hacer todo ese desastre".

Como ya habían pasado por una situación injustificada hace un mes aproximadamente, la madre del joven se presentó ante la Fiscalía número 1 de San Pedro el lunes y realizó una denuncia penal, tanto lo ocurrido el domingo último, como el atropelló en la vivienda particular de la familia.

Sobre ese hecho los progenitores, detallaron que hace un mes, en horas de la noche, su hijo regresaba a su domicilio a caballo, que se encuentra a una chacra de la de sus padres, cuando notó que cuatro policías le perseguían, por lo que, decidió volver a la casa de sus progenitores.

"Ellos llegaron a mi casa, diciendo que mi hijo había amenazado a alguien, pero sin más explicaciones le pegaron con la guacha y patadas, también a mi hijo menor de 14 años, a nosotros nos empujaron cuando quisimos defenderlo, fue un muy mal momento, atropellaron nuestra propia casa" detalló González.

Angustiados y disconformes con el modo en que procedieron los uniformados indicaron que "somos una familia humilde, creo que tanto nosotros como mis hijos tenemos el derecho de vivir tranquilos, más cuando no tenemos nada que esconder. Esperamos se resuelva este conflicto y podamos estar tranquilos".

Al respecto desde la Unidad Regional XIV de San Pedro, el Comisario Daniel Houchuk, se acercó a dialogar con la familia, escuchó su versión de los hechos y transmitió tranquilidad.

En cuanto al accionar se supo que los efectivos habían recibido una denuncia anónima por amenazas y cuando se acercaron para identificar al acusado, se desató el confuso episodio donde también resultaron con lesiones al menos tres uniformados.

Lectores: 80

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: